Suscribe tu correo

Ministrando juntos: Santos de los Últimos días salen energizados después de la Conferencia General


La Conferencia General mundial de la Iglesia comenzó el sábado por la mañana con una infusión de diversidad sin precedentes en el liderazgo principal de la Iglesia.
La sesión del domingo por la tarde terminó con ecos de maravilla en un Centro de Conferencias lleno de 21,000 asientos cuando el nuevo Presidente de la Iglesia, Russell M. Nelson, anunció los primeros Templos en Rusia y la India.
Entre sesiones, el animado ex cirujano cardíaco, de 93 años, reestructuró los Quórums del Sacerdocio de cada congregación y reemplazó los icónicos programas de orientación familiar y maestras visitantes con el nuevo concepto de Ministrar.
La oleada de cambios “reveladores” impactó de manera directa a cada uno de los 16.1 millones de miembros y a las 30,500 congregaciones de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
“Presidente Nelson, no sé cuántas anuncios más podremos manejar este fin de semana” bromeó el Elder Jeffrey R. Holland, del Quórum de los Doce, el domingo por la tarde durante la final de las cinco sesiones de la conferencia. “Algunos de nosotros tenemos corazones débiles. Pero ahora que lo pienso, usted también puede ocuparse de eso. Qué profeta.”
Elder Hollad dijo esas palabras unos 90 minutos antes de que el Presidente Nelson anunciara siete nuevos templos, en Salta, Argentina; Bengaluru, India; Managua, Nicaragua; Cagayan de Oro, Filipinas; Layton, Utah; Richmond, Virginia; y una ciudad importante aún por determinar en Rusia
Después de dos días y 35 discursos dados por 29 autoridades generales, los líderes invitaron una y otra vez a los Santos de los Últimos Días a trabajar juntos en unidad y acuerdo mutuo bajo la guía Divina. En ese domingo de Pascua, los líderes buscaron que los miembros se enfocaran en ser y servir como Jesucristo; la conferencia estuvo llena de testimonios de Su divinidad.

Una Nueva Era

“Esta Conferencia General marca el comienzo de una nueva era, la era de ministrar” dijo el Presidente Nelson en su quinto y último discurso. “El Señor ha realizado ajustes importantes en la forma en que nos cuidamos los unos a otros. Hermanas y hermanos, adultos y jóvenes, se servirán los unos a otros de una manera nueva y más santa.”
El anuncio del domingo sobre ministrar siguió a la reestructuración anunciada en la sesión del sábado sobre los Quórums del Sacerdocio y el nuevo Quórum de Elderes.
“Los Quorum de Elderes se fortalecerán para bendecir las vidas de hombres, mujeres y niños de todo el mundo”, dijo el Presidente Nelson. “Las hermanas de la Sociedad de Socorro continuarán ministrando de manera única y amorosa, extendiendo las oportunidades a las hermanas más jóvenes para que se unan a ellas según corresponda.”
El Elder Holland, junto con la hermana Jean B. Bingham, detalló cómo los miembros de la Iglesia ministrarán; dijo que los líderes querían que la Iglesia se enfocara en velar el uno por el otro. Llamó a este cambio una oportunidad enviada del cielo para demostrar la religión pura.
“Claramente, a medida que el trabajo de la Iglesia madura de manera institucional, nosotros también debemos madurar personalmente” dijo él. “Nuestra oración de hoy es que cada hombre y cada mujer, y nuestros jóvenes hombres y mujeres mayores, salgan de esta Conferencia General más comprometidos con un sincero cuidado mutuo, motivados por el amor puro de Cristo para lograrlo.”

Religión Pura

El Elder Holland dijo que los líderes quieren ver a los miembros “ministrar… a todos nosotros, a cada uno de nosotros, porque todos debemos sentir la mano cálida de la amistad y escuchar una firme declaración de fe.”
El Presidente M. Russell Ballard, Presidente interino del Quórum de los Doce, declaró en la Conferencia de apertura del sábado que el Evangelio de Jesucristo es en su verdadero sentido, religión pura para socorrer, levantar y fortalecer a aquellos en necesidad espiritual y temporal.
“Hacer eso requiere que los visitemos y les ayudemos a que sus testimonios de fe en nuestro Padre Celestial y Jesucristo y su expiación estén anclados en sus corazones.” Dijo el Elder Ballard.
Los temas de confianza, unidad y revelación dominaron el discurso del Presidente Nelson el día domingo, en su primer discurso hablando como Profeta para todos los miembros de la iglesia.
Él dijo que no es ingenuo sobre el estado del mundo, pero expresó su optimismo por un futuro que está lleno de oportunidades: “Nuestro Salvador y Redentor, Jesucristo, realizará algunas de sus obras más poderosas entre ahora y cuando vuelva. Veremos señales milagrosas de que Dios el Padre y su Hijo amado presiden sobre esta tierra en majestad y gloria.”
Él Profeta utilizó a las autoridades generales como un modelo de fe y unidad.

Crecer en Revelación

“Cuando nos reunimos como un Consejo de la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce, nuestras salas de reuniones se convierten en salas de revelación” dijo el presidente Nelson. “El Espíritu está presente de manera palpable. Mientras tratamos con asuntos complejos, se desarrolla un proceso emocionante ya que cada apóstol expresa libremente sus pensamientos y puntos de vista. Aunque podemos diferir en nuestras perspectivas iniciales, el amor que sentimos el uno por el otro es constante. La unidad nos ayuda a discernir la voluntad del Señor para su Iglesia.”
“En nuestras reuniones, la mayoría nunca gana, nos escuchamos en oración los unos a otros y hablamos entre nosotros hasta que nos unimos. Cuando llegamos a un acuerdo total, la influencia unificadora del Espíritu Santo es sorprendente. El Profeta José Smith lo sabía cuando enseñó: Por la unidad de sentimientos, obtenemos poder con Dios.”
Él llamó a la revelación un privilegio y uno de los mayores dones de Dios. Él también dijo que Dios quiere hablar con cada persona. Dijo que los que quieran escucharlo deben orar, escuchar, anotar sus impresiones y actuar conforme a lo recibido.
“A medida que repitas este proceso día tras día, mes tras mes, año tras año, crecerás en el principio de la revelación.” Dijo el Profeta Nelson.
La hermana Bingham, Presidenta General de la Sociedad de Socorro, dijo el domingo que las jóvenes de la iglesia, entre los 14 y 18 años, participarán como ministradoras juntos con las hermanas de la Sociedad de Socorro, al igual que los jóvenes lo harán con los poseedores del Sacerdocio de Melquisedec. Ella llamó al sacerdocio y a los anuncios ministeriales “cambios reveladores”.
El Elder Holland dijo que la Sociedad de Socorro ya moldeó con éxito muchos de los componentes del nuevo concepto de Ministrar.
Josephine Shelton, una nativa neoyorquina y mormona convertida que ahora vive en Price, Utah, dijo que lo había visto implementado en las reuniones mensuales del consejo en enero.
“Funciona muy bien” dijo ella.”Nos unimos y hacemos una lluvia de ideas y unimos temas. ¿Cuáles son las necesidades?, ¿Qué podemos hacer para ministrar de una mejor manera para ayudar a las hermanas que están inactivas? En lugar de ir y dar un mensaje, ahora es más de ‘Hola, ¿cómo estás?, ¿Qué te sucede? Necesitamos hablar. ¿En qué puedo ayudarte esta semana?”
Ella ha notado que actos pequeños y simples (el tema del discurso del Presidente Oaks el día domingo) se vuelven muy importantes.

Un Caleidoscopio

“Estamos en este viaje juntos. Para alcanzar nuestro destino sublime, nos necesitamos los unos a otros, y necesitamos unificarnos”, dijo la hermana Reyna Isabel Aburto, originaria de Nicaragua y Segunda Consejera de la Presidencia General de la Sociedad de Socorro.
Jesucristo dio un ejemplo perfecto de unidad con su Padre, dijo Reyna Aburto, citando la forma en que sus discípulos siguieron ese modelo después de su muerte, y los hombres continuaron “perseverando unánimes en oración y ruego, con las mujeres.”
Agregó también que los Santos de los Últimos Días pueden seguir su ejemplo tratando de acercarse a Cristo, eso les dará la determinación de “ser uno en el caleidoscopio de nuestras familias, barrios y comunidades, y nos ministraremos unos a otros en formas nuevas y mejores.”
Ella dijo que las congregaciones mormonas ya actúan en unidad tal como los antiguos discípulos de Cristo cada semana durante las reuniones, testificando de Cristo, estudiando la palabra juntos y ministrándose unos a otros en amor.
“La revelación está dispersa entre nosotros”, dijo, “y cuando reunimos esa revelación, vemos mucho más.”

Remando Juntos

Todos los demás discursantes del domingo también mencionaron la unidad.
El Elder Quentin L. Cook, del Quórum de los Doce, dijo: “En la iglesia del Señor, la única cultura a la que nos adherimos y enseñamos es la cultura del Evangelio de Jesucristo. La unidad que buscamos es unificarnos con el Salvador y sus enseñanzas.”
El Presidente Oaks, Primer Consejero de la Primera Presidencia, habló sobre la elevación espiritual de un enfoque constante y continuo en cosas pequeñas y agregó: “Ayuda si somos parte de un equipo que está remando juntos, como un equipo de remo en acción.”
El Presidente Henry B. Eyring, Segundo Consejero en la Primera Presidencia, habló sobre como alinearnos con Dios y recibir la compañía del Espíritu Santo.
“Los grandes líderes han procurado obtener el Espíritu Santo como un compañero casi constante”, agregó el Presidente Eyring. “Y ellos han procurado el don de la caridad, que es el amor puro de Cristo. Esos dones han crecido en ellos, ya que los han utilizado en servicio por amor al Señor.”
El Obispo Presidente, Gérald Caussé, dijo que la Iglesia “se trata de personas y convenios.”
Esos mensajes y el nuevo uso del término y el concepto de ministrar aportaron un nuevo significado al próximo tema principal de la gira del Presidente Nelson, el cual será un viaje con destino a ocho países que comienza el 10 de abril. Él lo llama “una gira ministerial global”.
“Este artículo fue escrito originalmente por Tad Walch y fue publicado por deseretnews.com bajo el título: “Ministering together: LDS faithful energized after dynamic conference

Publicar un comentario

My Instagram

Copyright © laiglesiadejesucristosud.org. Designed by OddThemes