Suscribe tu correo

La iglesia anuncia que permitirá la bendición de bebes y bautismo de los hijos de padres LGBT, ya no definen el matrimonio entre personas del mismo sexo por parte de miembros como"apostasía"



El exterior del Edificio de Administración de la Iglesia en Salt Lake City, lunes 18 de septiembre de 2017.
Ver 2 más

Los hijos de padres que se identifican como lesbianas, gays, bisexuales o transexuales ahora pueden ser bendecidos como bebés y bautizados en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días sin la aprobación de la Primera Presidencia, anunció el jueves 4 de abril el presidente Dallin H. Oaks.
Además, la Iglesia ya no caracterizará el matrimonio entre personas del mismo sexo por parte de un miembro de la Iglesia como "apostasía" para los propósitos de la disciplina de la Iglesia, aunque todavía se considera "una transgresión grave".
Los cambios, emitidos bajo la dirección de la Primera Presidencia y anunciados durante la sesión de liderazgo para la 189a Conferencia General Anual de la Iglesia, "no representan un cambio en la doctrina de la Iglesia relacionada con el matrimonio o los mandamientos de Dios con respecto a la castidad o la moralidad". Escribió la Primera Presidencia en un comunicado oficial publicado por la Iglesia. "La doctrina del Plan de Salvación y la importancia de la castidad no cambiarán".
En cambio, los cambios reflejan la revelación continua que ha sido parte de la Iglesia moderna desde la Restauración. "Estos cambios de política se producen después de un período prolongado de asesoramiento con nuestros hermanos en el Quórum de los Doce Apóstoles después de una oración ferviente y unida para comprender la voluntad del Señor", escribieron el presidente Russell M. Nelson y sus consejeros en la Primera Presidencia, el presidente Oaks y el presidente Henry B. Eyring, en el comunicado.
El retrato oficial de la Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días: el presidente Russell M. Nelson, el presidente Dallin H. Oaks y el presidente Henry B. Eyring.  Los hijos de padres que se identifican a sí mismos como lesbianas, gays, bisexuales o transgénero ahora pueden ser bendecidos como bebés y bautizados en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días sin la aprobación de la Primera Presidencia, anunció el presidente Dallin H. Oaks en la mañana del jueves 4 de abril. 2019.
El retrato oficial de la Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días: el presidente Russell M. Nelson, el presidente Dallin H. Oaks y el presidente Henry B. Eyring. Los hijos de padres que se identifican a sí mismos como lesbianas, gays, bisexuales o transgénero ahora pueden ser bendecidos como bebés y bautizados en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días sin la aprobación de la Primera Presidencia, anunció el presidente Dallin H. Oaks en la mañana del jueves 4 de abril. 2019. Foto: Intellectual Reserve, Inc.
Al anunciar los cambios, el presidente Oaks dijo que "las políticas muy positivas" deberían ayudar a las familias afectadas. “Además, los esfuerzos de nuestros miembros para mostrar más comprensión, compasión y amor deben aumentar el respeto y la comprensión entre todas las personas de buena voluntad. Queremos reducir el odio y la contención tan comunes hoy en día. Somos optimistas de que la mayoría de las personas, independientemente de sus creencias y orientaciones, anhelan una mejor comprensión y comunicaciones menos polémicas. Ese es seguramente nuestro deseo, y buscamos la ayuda de nuestros miembros y otros para lograrlo ".
Los cambios en las políticas se producen tres años y medio después de que la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles actualizaron la política de la Iglesia con respecto al matrimonio entre personas del mismo sexo en el Manual 1, una guía de instrucciones para los obispos y otros líderes del sacerdocio. La política de noviembre de 2015 , que exigía la disciplina de la Iglesia para parejas del mismo sexo, también actualizó la política de la Iglesia que afecta a sus hijos.
Efectivo inmediatamente:
  • Los hijos de padres que se identifican a sí mismos como lesbianas, gays, bisexuales o transexuales pueden ser bautizados, si los padres con custodia dan permiso para el bautismo y entienden la doctrina de que se enseñará a un niño bautizado y los convenios que se espera que hagan. , dijo el presidente Oaks.
  • Un padre o padres no miembros (incluidos los padres LGBT) pueden solicitar que su bebé sea bendecido por un digno poseedor del Sacerdocio de Melquisedec, dijo el presidente Oaks. Estos padres deberán comprender que los miembros de la congregación se comunicarán con ellos periódicamente, y que cuando el niño que ha sido bendecido alcance los 8 años de edad, un miembro de la Iglesia los contactará y propondrá que el niño sea bautizado, dijo el presidente Oaks durante la sesión de liderazgo .
  • Si bien los líderes de la Iglesia aún consideran que un matrimonio del mismo género por parte de un miembro es una transgresión grave, no se tratará como una apostasía para los propósitos de la disciplina de la Iglesia. En cambio, la "conducta inmoral en las relaciones heterosexuales y homosexuales se tratará de la misma manera", dijo.
Las nuevas políticas han sido enviadas a los líderes del sacerdocio en todo el mundo y se incluirán en las actualizaciones en línea del Manual de la Iglesia para líderes.
El presidente Oaks dijo que el evangelio de Jesucristo enseña a los miembros a amar y tratar a todas las personas con amabilidad y civilidad, incluso cuando no están de acuerdo. Si bien la doctrina de la Iglesia no cambiará, los miembros y las políticas de la Iglesia deben ser considerados con aquellos que luchan con los desafíos de la mortalidad, dijo.

"Con gratitud reconocemos la continua guía y el amor de Dios para con todos sus hijos e invitamos a nuestros miembros a renovar su compromiso de seguir las enseñanzas del Salvador Jesucristo para amar a Dios y amarnos unos a otros", escribió la Primera Presidencia.

Durante la sesión de líderes de la conferencia general, el presidente Nelson les dijo a los líderes que han sido “testigos oculares de las revelaciones del Señor mientras guía los asuntos de Su Iglesia”. Durante el año pasado, el Señor ha bendecido a los líderes principales de la Iglesia con “revelación sobre revelación, conocimiento sobre el conocimiento ... lo que trae alegría, lo que trae vida eterna "( Doctrina y Convenios 42:61 ), dijo.
El Señor ha guiado por revelación a través de los profetas desde los tiempos de Adán y Eva hasta el día de hoy, dijo el Presidente Eyring sobre la continua revelación. "Una razón es que necesitamos la dirección del Señor para enfrentar las circunstancias cambiantes, y Él ha guiado los cambios en la práctica y la política a través de la historia de la Iglesia".
En los últimos meses y años, por ejemplo, el Consejo de la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles han cambiado la forma en que los Santos de los Últimos Días adoran el domingo, la organización de los quórumes del sacerdocio, la forma en que los miembros se ministran entre sí y las regulaciones con respecto a servicio misionero También se les ha pedido a los miembros que adopten la instrucción del evangelio “centrada en el hogar, apoyada por la Iglesia” y que utilicen el nombre correcto y completo de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.
A lo largo de la historia de la Iglesia, los líderes han implementado algunos cambios en la política por poco tiempo. Por ejemplo, para ayudar a los primeros miembros a distinguirse de otros cristianos, los líderes de la Iglesia cambiaron el nombre de la Iglesia a "la Iglesia de los Santos de los Últimos Días" el 3 de mayo de 1834. Cuatro años después, José Smith recibió una revelación que provocó un cambio: "Porque así se llamará a mi Iglesia ... incluso a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días" ( Doctrina y Convenios 115: 4 ).
Y, en abril de 1982, los líderes de la Iglesia anunciaron que la duración de las misiones para hombres jóvenes sería de 18 meses. La Primera Presidencia anunció en una carta de noviembre de 1984 que los jóvenes volverían a cumplir dos años.
Durante la sesión de liderazgo de la conferencia general, el presidente Eyring dijo que la revelación a los líderes de la Iglesia continuará hasta que el Salvador regrese.
La Primera Presidencia dijo que rezan para que las enseñanzas de la sesión de liderazgo se reciban con el mismo espíritu que las recibieron del Señor: "como una instrucción positiva e inspiradora que bendecirá muchas vidas", según la declaración de la Iglesia.
"Con gratitud reconocemos la continua guía y el amor de Dios para con todos sus hijos e invitamos a nuestros miembros a renovar su compromiso de seguir las enseñanzas del Salvador Jesucristo para amar a Dios y amarnos unos a otros".

My Instagram

Copyright © laiglesiadejesucristosud.org. Designed by OddThemes