20 – 26 enero - 1 Nefi 11–15 | Escuela Dominical



Más dulce que toda dulzura, por Miguel Ángel González Romero.




Comience su preparación para enseñar leyendo 1 Nefi 11–15. Anote las ideas e impresiones que tenga sobre los pasajes y principios que invitará que analicen los miembros de la clase. Las siguientes ideas pueden ayudarle.

Anote sus impresiones



icono de compartir

Invitar a compartir

Estos capítulos contienen principios que los miembros de la clase podrían considerar al compartir el Evangelio con los demás. Considere escribir preguntas como las siguientes en la pizarra e invitarlos a compartir cosas que hayan encontrado durante su lectura esta semana que pudieran ayudar a contestarlas:
  • ¿Qué son la Apostasía y la Restauración?
  • ¿Por qué es necesario el Libro de Mormón?
  • ¿Cómo puedo conocer las verdades de Dios por mí mismo(a)?
icono de enseñar

Enseñar la doctrina

Dios envió a Jesucristo como expresión de Su amor.

  • Un ángel mostró a Nefi los símbolos y acontecimientos de la vida del Salvador que demuestran el amor de Dios. Podría resultar útil que examinen esos símbolos y acontecimientos como clase y que analicen cómo demuestran el amor de Dios hacia nosotros. ¿Hay láminas, videos u otras ayudas visuales que pudiera mostrar que representen algunos de los acontecimientos que se encuentran en esos versículos? (véase, por ejemplo, biblevideos.ChurchofJesusChrist.org). ¿Cómo le ayudan la vida y expiación del Salvador a comprender el amor de Dios hacia usted?

Dios nos ayudará a resistir la influencia de Satanás.

  • En ocasiones, los miembros de la Iglesia podrían sentirse como las personas de la visión de Nefi que se desviaron en los vapores de tinieblas o sufrieron el escarnio de los que estaban en el vasto y espacioso edificio. Podría preguntarle a la clase por qué los vapores de tinieblas son un buen símbolo de la tentación (véase 1 Nefi 12:17) y por qué el vasto y espacioso edificio es un buen símbolo de las vanas ilusiones y el orgullo del mundo (véase 1 Nefi 12:18). Después, podría dividir los capítulos del 12 al 15 entre los miembros de la clase e invitarlos a que busquen versículos que les ayuden a vencer la tentación, la vanidad y el orgullo (por ejemplo, véanse 1 Nefi 13:34–4014:14).
  • ¿Cómo podría ayudarlos a comprender mejor el poder que proviene de la palabra de Dios? (véase 1 Nefi 15:24). Podría invitarlos a analizar preguntas como las siguientes: ¿Qué aprendió Nefi en cuanto al poder de la palabra de Dios? ¿Cómo procura Satanás debilitar la palabra de Dios? (véase 1 Nefi 13:26–29). ¿Qué hicieron el Señor y Sus profetas para conservar Su palabra? Como parte del análisis, podría pedir a algunos miembros de la clase que compartan cómo estudian las Escrituras y qué hacen para que la palabra de Dios forme parte de su vida cotidiana.

El Señor preparó la vía para la restauración de Su Iglesia.

  • Quizá una cronología ayude a los miembros de la clase a comprender la visión que tuvo Nefi de los acontecimientos de la Restauración. Podría invitarlos a hacer una cronología en la pizarra con los acontecimientos que encuentren descritos en 1 Nefi 13. ¿Cuáles de esos acontecimientos ya han sucedido? ¿Cuáles están sucediendo ahora? Considere compartir la cita que se encuentra en “Recursos adicionales” de George Washington, quien fue el primer presidente de los Estados Unidos, la cual muestra que él reconoció la influencia que Dios tuvo en la Revolución de Estados Unidos, la cual fue un acontecimiento que preparó la vía para la Restauración.
  • ¿Cómo utilizarían los miembros de la clase 1 Nefi 13 para explicarle a alguien de otra religión por qué era necesaria la Restauración? (véase, por ejemplo, 1 Nefi 13:26–29, 35–42). ¿Qué otros pasajes de las Escrituras podrían utilizar ellos para ayudar a otras personas a comprender por qué fue necesaria la Restauración? (para algunos ejemplos, véase “Restoration of the Gospel” en la Guía temática en inglés). Podría resultar útil para los miembros de la clase hacer una dramatización de cómo explicarían ellos a otra persona la necesidad que había de la Restauración y la forma en que ella los ha bendecido.

El Libro de Mormón enseña verdades claras y preciosas.

  • Podría resultar beneficioso utilizar 1 Nefi 13:20–41 para comenzar un análisis del por qué necesitamos el Libro de Mormón. Los miembros de la clase podrían hacer una lista de las “cosas claras y preciosas” que se perdieron en la Biblia y se restauraron por medio del Libro de Mormón (por ejemplo, véanse los versículos 26 y 39, o las listas que se encuentran en “Recursos adicionales”). También podría invitarlos a que compartan la forma en que esas “cosas claras y preciosas” que se han restaurado les han ayudado a acercarse a Dios.
    El Espíritu nos puede ayudar a descubrir “cosas claras y preciosas” por nosotros mismos.
  • Considere mostrar el video “El Libro de Mormón: un libro proveniente de Dios” (ChurchofJesusChrist.org) e invitar a los miembros de la clase a compartir lo que se enseña en el video acerca de por qué necesitamos el Libro de Mormón; o bien, podría invitar a un miembro de la clase a dibujar en la pizarra la ilustración descrita en la cita del élder Tad R. Callister en “Recursos adicionales”. Los miembros de la clase podrían compartir la forma en que el Libro de Mormón les ha ayudado a comprender mejor el evangelio de Jesucristo.
icono de aprender

Alentar el aprendizaje en el hogar

Para alentar a los miembros a leer 1 Nefi 16–22 durante la próxima semana, podría mencionar que se incluye un relato que les inspirará y ayudará cuando se les requiera que hagan algo que parezca imposible.
icono de recursos

Recursos adicionales

Videos del Libro de Mormón.

Busque videos que representen los acontecimientos que se encuentran en 1 Nefi 11–15 en la recopilación de videos del Libro de Mormón en ChurchofJesusChrist.org o en la aplicación Biblioteca del Evangelio.

La mano de Dios en la Revolución de Estados Unidos.

George Washington dijo: “Sería lamentable que alguien viera los acontecimientos de la Revolución de Estados Unidos sin sentir gratitud hacia el Autor del Universo, cuya divina intervención se manifestó con tanta frecuencia a nuestro favor” (véase carta dirigida a Samuel Langdon, 28 de septiembre de 1789, founders.archives.gov/documents/Washington/05-04-02-0070).

Las listas del Libro de Mormón del presidente Russell M. Nelson.

En “El Libro de Mormón: ¿Cómo sería su vida sin él?” (Liahona, noviembre de 2017, págs. 60–63).

El Libro de Mormón refuta las nociones de que:

  • La revelación terminó con la Biblia.
  • Los niños pequeños tienen necesidad de bautizarse.
  • La felicidad puede hallarse en la maldad.
  • La bondad individual es suficiente para la exaltación (las ordenanzas y los convenios son necesarios).
  • La caída de Adán mancilló al género humano con el “pecado original”.

El Libro de Mormón aclara nociones como:

  • La existencia preterrenal.
  • La muerte. Es un componente necesario del gran plan de felicidad de Dios.
  • La existencia posterrenal, que empieza en el paraíso.
  • La resurrección del cuerpo, reunido con el espíritu, llega a ser un alma inmortal.
  • El Señor nos juzgará de acuerdo con nuestras obras y los deseos de nuestro corazón.
  • La manera correcta de efectuar las ordenanzas: por ejemplo, el bautismo, la Santa Cena y la manera de conferir el Espíritu Santo.
  • La expiación de Jesucristo.
  • La Resurrección.
  • La función importante de los ángeles.
  • La naturaleza eterna del sacerdocio.
  • La manera en que la conducta humana es más susceptible al poder de la palabra que al de la espada.

Necesitamos el Libro de Mormón.

El élder Tad R. Callister enseñó:
“La Biblia es un testigo de Jesucristo; el Libro de Mormón es otro. ¿Por qué es tan crucial ese segundo testigo? La siguiente ilustración puede ser útil: ¿Cuántas líneas rectas se pueden trazar que atraviesen el mismo punto en una hoja de papel? La respuesta es: infinitas. Imaginen por un momento que ese único punto representa la Biblia y que los cientos de líneas que lo atraviesan representan diferentes interpretaciones de ella; y que cada una de esas interpretaciones representa a una iglesia distinta.
“¿Pero qué pasa si en esa hoja de papel hay un segundo punto que represente al Libro de Mormón? ¿Cuántas líneas rectas se pueden trazar entre ambos puntos de referencia: la Biblia y el Libro de Mormón? Solo una. Solo una interpretación de la doctrina de Cristo subsiste con el testimonio de esos dos testigos” (“El Libro de Mormón: Un libro proveniente de Dios”, Liahona, noviembre de 2011, pág. 75).
Cómo mejorar nuestra enseñanza
Dirija análisis inspirados. Todos tienen algo que aportar a los análisis en la clase, pero no siempre tienen la ocasión de hacerlo. Busque maneras de incrementar la cantidad de integrantes de la clase que compartan su testimonio (véase Enseñar a la manera del Salvador, pág. 33).

Publicar un comentario

My Instagram

Copyright © laiglesiadejesucristosud.org. Designed by OddThemes