Suscribe tu correo

27 enero – 2 febrero - 1 Nefi 16–22 | Escuela Dominical

Lehi y la Liahona, por Joseph Brickey.



Al leer 1 Nefi 16–22, piense en cuanto a cómo el ejemplo de Nefi al afrontar los desafíos podría ayudar a los miembros de su clase.

Anote sus impresiones


icono de compartir

Invitar a compartir

Nefi vio el valor de comparar las Escrituras a sí mismo y a los de su pueblo (véase 1 Nefi 19:23). Considere invitar a los miembros de la clase a que compartan los principios que aprendieron del relato del viaje de Nefi hacia la tierra prometida que se relacionen con su propia vida.
icono de enseñar

Enseñar la doctrina

Dios se vale de pequeños medios para realizar grandes cosas.

  • ¿Podría usted, o alguien en la clase, pensar en algo pequeño que se pueda utilizar para lograr algo grande? (véase 1 Nefi 16:29). Podría invitar a los miembros de la clase a que analicen lo que hayan aprendido en cuanto a este principio después de leer estos pasajes de las Escrituras individualmente o en grupos: 1 Nefi 16:25–31Alma 37:3–8; y Doctrina y Convenios 64:33123:12–17. ¿De qué forma ha utilizado Dios pequeños medios para realizar grandes cosas en nuestra vida?
  • Podría ser de utilidad para la clase analizar la forma en que el Padre Celestial guía nuestra senda. Para comenzar, podría pedirle a la clase que analice los principios que hacían que la Liahona funcionara (véanse 1 Nefi 16:10–16, 23–3118:10–13, 20–22; véase también Alma 37:38–47). ¿Cómo se podrían considerar esos principios “pequeños medios”? Los miembros de la clase podrían hacer una lista en la pizarra de las cosas que Dios nos ha proporcionado para guiarnos (véase “Recursos adicionales” para obtener ideas). ¿Qué pequeñas acciones podríamos realizar para recibir la guía de Dios?

Si estáis preparados, no temeréis, por Clark Kelley Price.

Si guardamos los mandamientos, Dios nos ayudará a hacer frente a los desafíos.

  • Los miembros de la clase podrían estar afrontando tareas y desafíos que parecen imposibles. ¿Cómo podría utilizar la experiencia de Nefi con sus propias tareas que parecían imposibles —como alimentar a su familia en el desierto y construir un barco— para ayudarles? Tal vez ellos podrían leer 1 Nefi 16:18–3217:7–16; y 18:1–4, para buscar principios que les ayuden a afrontar situaciones difíciles (por ejemplo, en 1 Nefi 16:24–26 se enseña que la oración y la humildad nos permiten recibir inspiración y dirección de Dios). Podría comenzar dándoles un ejemplo de un principio que usted haya encontrado en esos versículos. Al compartir lo que ellos hayan encontrado, también podrían compartir experiencias personales relacionadas.

La fe conduce a la acción.

  • Las experiencias que Lehi y su familia tuvieron en el desierto ilustran el poder de la fe y las consecuencias de la incredulidad. Para ayudar a los miembros de la clase a descubrir esas verdades, podría escribir estas preguntas en la pizarra: ¿De qué manera actuó Nefi conforme a su fe? ¿Qué bendiciones recibió como resultado? ¿Cuáles fueron las consecuencias de la incredulidad de Lamán y Lemuel? Invítelos a que busquen respuestas para esas preguntas en 1 Nefi 16:18–32 o 17:7–22, y que compartan lo que encuentren.

Podemos comparar las Escrituras a nosotros mismos.

  • Para ayudar a los miembros de la clase a aprender a comparar las Escrituras a ellos mismos, podría leer ejemplos de cómo lo hizo Nefi. Por ejemplo, en 1 Nefi 4:1–3 y 17:23–32, 41–45, ¿qué principios enseñó Nefi al comparar las Escrituras a la situación de su familia? El relato contado por el élder Robert D. Hales en “Recursos adicionales” ilustra la forma en que podemos recibir bendiciones al comparar las Escrituras a nosotros mismos. Considere invitar a los miembros de la clase a señalar desafíos que ellos o sus familiares estén afrontando, y a encontrar relatos de las Escrituras que pudieran darles ideas y ayuda en esas situaciones. Según 1 Nefi 19:22–24, ¿de qué forma podemos ser bendecidos al comparar las Escrituras a nosotros mismos?
  • El analizar 1 Nefi 19:22–24 podría brindar a los miembros de la clase una buena oportunidad para compartir la forma en que “comparan las Escrituras” con ellos mismos y con su familia, así como las bendiciones que han recibido al hacerlo. Considere hacer una lista en la pizarra de las ideas que ellos tengan sobre cómo comparar las Escrituras con ellos mismos (para obtener algunas sugerencias, véase la lista que se encuentra en “Recursos adicionales”). En una clase futura, podría invitarlos a compartir experiencias en las que hayan utilizado las ideas de la lista.

El Señor congregará a la casa de Israel en los últimos días.

  • Para animar a los miembros de la clase a compartir las enseñanzas significativas que hayan encontrado en 1 Nefi 20–21, considere escribir encabezados en la pizarra como el siguiente: Hijos de Israel, Familia de Lehi y Gente de nuestra época. Concédales tiempo para que repasen 1 Nefi 20–21 y hagan una lista bajo cada encabezado de la forma en que las profecías de Isaías se aplican a esos grupos de personas.
icono de aprender

Alentar el aprendizaje en el hogar

Para inspirar a los miembros de la clase a que lean 2 Nefi 1–5, invítelos a pensar en lo que le dirían a su familia si les quedara poco tiempo de vida. Señale que los primeros capítulos de 2 Nefi contienen el mensaje final que Lehi le dio a su familia.
icono de recursos

Recursos adicionales

Videos del Libro de Mormón.

Busque videos que representen los acontecimientos que se encuentran en 1 Nefi 16–22 en la recopilación de videos del Libro de Mormón en churchofjesuschrist.org o en la aplicación Biblioteca del Evangelio.

Nuestras “Liahonas”.

El élder David A. Bednar enseñó: “En nuestra vida, el Espíritu Santo funciona exactamente como la Liahona funcionó para Lehi y su familia, de acuerdo con nuestra fe, diligencia y atención” (“Para que siempre podamos tener Su Espíritu con nosotros”, Liahona, mayo de 2006, pág. 31).
En la conferencia general de octubre de 2005, el élder Lowell M. Snow de los Setenta dijo: “Esta conferencia general es en sí una Liahona moderna, el momento y el lugar para recibir la guía y dirección inspiradas que nos hacen prosperar”, (“La brújula del Señor”, Liahona, noviembre de 2005, pág. 97).
El presidente Thomas S. Monson enseñó: “El mismo Señor que le proporcionó una Liahona a Lehi, nos brinda a nosotros hoy un instrumento valioso que da dirección a nuestra vida… El valioso instrumento al cual me refiero es nuestra bendición patriarcal” (Thomas S. Monson, “Vuestra bendición patriarcal: Una Liahona de luz”, Liahona, enero de 1987, pág. 64).

Comparar las Escrituras a nosotros mismos.

El élder Robert D. Hales enseñó:
“Hace varios años le estaba enseñando a nuestro joven hijo sobre la vida y las experiencias del hermano de Jared. A pesar de que la historia era interesante, mi hijo no estaba compenetrado. Entonces le pregunté qué significado tenía el relato para él personalmente. Tiene mucho significado cuando les preguntamos a nuestros hijos: ‘¿Qué quiere decir esto para ti?’. Respondió: ‘¿Sabes?, no es muy diferente de lo que hizo José Smith en la arboleda cuando oró y obtuvo una respuesta’.
“‘Tú tienes más o menos la edad de José Smith’, le dije, ‘¿crees que una oración como la suya te ayudaría?’. De pronto, ya no estábamos hablando de un relato de mucho tiempo atrás, en una tierra lejana, sino que hablábamos de él, nuestro hijo, sobre su vida, sus necesidades y el modo en que la oración podía ayudarlo.
“Como padres, tenemos la responsabilidad de ayudar a nuestros hijos a ‘[comparar] todas las Escrituras [de hecho, todo aspecto del Evangelio de Jesucristo] a nosotros mismos [y a nuestros hijos], para [el] provecho [y la] instrucción [de nuestras familias]’”, (“Con todo el sentimiento de un tierno padre: Un mensaje de esperanza para las familias”Liahona, mayo de 2004, pág. 90).

Sugerencias para comparar las Escrituras.

  • Piensen en acontecimientos o circunstancias de la vida cotidiana que sean similares a los de los pasajes de las Escrituras que estén leyendo.
  • Busquen lo que las personas sabían, aprendían o hacían en las Escrituras que pudieran ayudarles con un problema o pregunta personal que tengan ahora.
  • Encuentren los principios del relato que les puedan ayudar en sus propias circunstancias.

Publicar un comentario

My Instagram

Copyright © laiglesiadejesucristosud.org. Designed by OddThemes