6 – 12 enero - 1 Nefi 1–7 | Para uso individual y familiar








Lehi viajando cerca del mar Rojo, por Gary Smith.
“Iré y haré”
Nefi registró las “cosas de Dios” (1 Nefi 6:3). Al estudiar los escritos de Nefi, preste atención a las cosas de Dios que halle; en especial, a las impresiones del Espíritu.

Anote sus impresiones
El Libro de Mormón comienza con el relato de una familia de la vida real que afronta dificultades reales. Aunque eso haya sucedido en el año 600 a. C., hay cosas en el relato que pueden resultarles familiares a las familias de hoy en día. Esa familia vivía en un mundo donde la iniquidad iba en aumento, pero el Señor les prometió que si le seguían, Él los guiaría hacia un lugar seguro. Por el camino, tuvieron buenos y malos momentos; experimentaron grandes bendiciones y milagros, pero también tuvieron gran cantidad de discusiones y contenciones. Pocas veces se ve en las Escrituras un relato tan extenso de una familia que esté tratando de vivir el Evangelio: un padre que se esfuerza por inspirar a su familia a tener fe; los hijos en la disyuntiva de creerle o no; una madre que teme por la seguridad de sus hijos y unos hermanos que lidian con celos y contención y, en ocasiones, se perdonan unos a otros. En general, existe un poder real al seguir los ejemplos de fe que esta familia demostró, a pesar de sus imperfecciones.




icono de estudio personal

Ideas para el estudio personal de las Escrituras

Las Escrituras son de gran valor.

Los primeros seis capítulos del Libro de Mormón contienen muchas referencias a libros y registros sagrados, así como a la palabra del Señor. Al leer 1 Nefi 1–6, ¿qué aprende acerca de por qué la palabra de Dios es “de gran valor”? (1 Nefi 5:21). ¿Qué le enseñan esos pasajes en cuanto a las Escrituras? ¿Qué halla en ellos que le inspire a escudriñar las Escrituras con mayor devoción?
Véase también “El legado de las Escrituras” (video, ChurchofJesusChrist.org).

El Libro de Mormón testifica de Jesucristo.

De conformidad con el propósito declarado en la portada —de convencer a todos de que Jesús es el Cristo—, el Libro de Mormón comienza su relato con una extraordinaria visión que tuvo Lehi del Salvador. En la visión de Lehi, ¿qué aprende sobre Jesucristo? ¿Qué obras “grandes y maravillosas” del Salvador ha visto en su vida? (1 Nefi 1:14).

Cuando confío en el Señor y lo busco, Él enternece mi corazón.



Lamán, Lemuel y Nefi crecieron en la misma familia y tuvieron experiencias similares; no obstante, se aprecia un marcado contraste en la manera en que cada uno de ellos respondió a la guía divina que recibió su padre en este capítulo. Al leer 1 Nefi 2, vea si puede determinar por qué el corazón de Nefi fue enternecido, y no así el de sus hermanos. También podría pensar acerca de cómo ha respondido a la guía del Señor, ya sea que la haya recibido por medio del Espíritu Santo o de Su profeta. ¿En qué ocasiones ha sentido que el Señor ha enternecido su corazón para que haya estado más dispuesto(a) a aceptar Su guía y consejo?

Dios me preparará la vía para que yo haga Su voluntad.



Cuando el Señor mandó a Lehi y su familia a obtener las planchas de bronce de Labán, Él no dio instrucciones específicas sobre cómo cumplir este mandamiento. Esto sucede a menudo con otros mandamientos y revelaciones personales que recibimos de Dios, y esto puede hacernos sentir como que Él nos ha pedido “una cosa difícil” (1 Nefi 3:5). La respuesta de Nefi al mandato del Señor en 1 Nefi 3:7, 15–16, ¿qué le inspira a hacer? ¿Hay algo que sienta que deba “[ir] y [hacer]”?
Durante su estudio de 1 Nefi 1–7, fíjese en la forma en que Dios les preparó la vía a Lehi y a su familia. ¿De qué manera Él ha hecho eso mismo por usted?
Véanse también Proverbios 3:5–61 Nefi 17:3; “Obediencia”, Temas del Evangelio, topics.ChurchofJesusChrist.org; Colección de videos del Libro de Mormón en ChurchofJesusChrist.org o la aplicación Biblioteca del Evangelio.

El recordar las obras de Dios puede infundirme fe para obedecer Sus mandamientos.

Cuando Lamán y Lemuel sentían ganas de quejarse y murmurar, casi siempre tenían cerca a Nefi y a Lehi para alentarlos y amonestarlos. Cuando sienta ganas de quejarse y murmurar, podrá hallar consejos y perspectivas útiles al leer las palabras de Nefi y Lehi. ¿De qué manera intentaban Nefi y Lehi ayudar a su familia a edificar la fe en Dios? (véanse 1 Nefi 4:1–35:1–87:6–21). ¿Qué aprende de sus ejemplos que le pueda ayudar la próxima vez que se vea tentado(a) a rebelarse y a murmurar?
icono de estudio familiar

Ideas para el estudio familiar de las Escrituras y la Noche de Hogar

Al leer las Escrituras con su familia, el Espíritu le ayudará a saber qué principios debe enfatizar y analizar a fin de cubrir las necesidades de su familia. A continuación se presentan algunas ideas:

1 Nefi 1–7

Durante el estudio de 1 Nefi 1–7, puede animar a los integrantes de su familia a que observen la forma en que interactúan los miembros de la familia de Lehi y Saríah. ¿Qué podemos aprender de esa interacción que pueda ayudar a nuestra familia?
Nefi y su familia estudian las planchas
Nefi y su familia valoraban las palabras de los profetas.


1 Nefi 2:20

El principio que está en 1 Nefi 2:20 se repite con frecuencia en el Libro de Mormón. ¿Cómo podrían los integrantes de su familia ponerlo en práctica en su vida a medida que estudian juntos el Libro de Mormón este año? Quizás podrían hacer un póster juntos para reflejar la promesa del Señor en ese versículo, y exhibirlo en casa. Podría servir de recordatorio para analizar periódicamente cómo han visto que el Señor ha bendecido a su familia cuando han guardado Sus mandamientos. Podrían anotar esas experiencias en el póster.

1 Nefi 2:11–133:5–7

Quizás sea beneficioso para su familia el tomar nota de las diferencias entre las respuestas de Lamán y Lemuel a los mandatos del Señor y la respuesta de Nefi. ¿Qué podemos aprender de 1 Nefi 2:11–133:5–7 acerca del murmurar? ¿Qué bendiciones recibimos cuando ejercemos la fe?

1 Nefi 3:19–205:10–226

Estos versículos podrían inspirar a su familia a llevar un registro de los acontecimientos y las experiencias importantes de su vida. Quizás podrían empezar con un diario familiar, semejante a los registros que Nefi y Lehi llevaron de las vivencias de su familia. ¿Qué incluirían en su registro familiar?

1 Nefi 7:19–21

¿Qué les llama la atención del ejemplo de Nefi en estos versículos? ¿De qué forma es bendecida nuestra familia cuando nos “[perdonamos] sinceramente” unos a otros?

Para ver más ideas sobre la enseñanza de los niños, veáse la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para la Primaria.
Cómo mejorar nuestra enseñanza
Estudie las Escrituras con regularidad. Una clave de la enseñanza significativa en el hogar es crear oportunidades de aprendizaje para su familia con regularidad. El presidente Thomas S. Monson enseñó: “El estudio intensivo no es tan eficaz como la lectura y aplicación diaria de las Escrituras en nuestra vida” (“Sé lo mejor que puedas ser”, Liahona, mayo de 2009, pág. 68).




Nefi de pie junto a Labán, que está ebrio
Obedecí la voz del Espíritu, por Walter Rane.

Fuente: www.churchofjesuschrist.org

Publicar un comentario

My Instagram

Copyright © laiglesiadejesucristosud.org. Designed by OddThemes