17 – 23 febrero - 2 Nefi 11–25 | Para uso individual y familiar






“Nos regocijamos en Cristo”
Nefi enseñó que las palabras de Isaías “son claras para todos aquellos que son llenos del espíritu de profecía” (2 Nefi 25:4). Durante su lectura, busque el espíritu de profecía preparándose espiritualmente, escuchando al Espíritu y anotando las impresiones que reciba.

Anote sus impresiones
No es fácil grabar caracteres sobre planchas metálicas, y Nefi tenía un espacio limitado en las planchas menores. Así que, ¿por qué se iba a tomar Nefi el tedioso trabajo de copiar una gran cantidad de los escritos de Isaías en su propio registro? Él lo hizo “para que aquellos… que vean estas palabras eleven sus corazones y se regocijen” (2 Nefi 11:8). En cierta forma, la invitación a leer los escritos de Isaías es una invitación a regocijarse. Tal como hizo Nefi, usted puede deleitarse en las profecías de Isaías acerca del recogimiento de Israel, la venida del Mesías y el Milenio de paz prometido a los justos. Puede regocijarse de que aun en un día de “tribulación y tinieblas”, usted “ha visto una gran luz” (2 Nefi 18:2219:2). Puede regocijarse de que puede “[sacar] agua de las fuentes de la salvación” (2 Nefi 22:3). En otras palabras, puede “[regocijarse] en Cristo” (2 Nefi 25:26).


icono de estudio personal

Ideas para el estudio personal de las Escrituras

¿Cómo podemos comprender mejor las enseñanzas de Isaías?

Nefi admite que para algunos, “las palabras de Isaías no [les] son claras” (2 Nefi 25:4). Esto ciertamente es así para aquellos que no estén familiarizados con la antigua cultura y geografía judías, como lo estaba Nefi (véase 2 Nefi 25:6). Aunque Nefi, también brindó consejos para ayudarnos a hallar el significado de los escritos de Isaías:
“Compararé sus palabras a” mí mismo(a) (2 Nefi 11:2).
Muchas de las palabras de Isaías tienen varios posibles significados y aplicaciones. Por ejemplo, sus escritos acerca del esparcimiento y recogimiento de Israel pueden inspirarlo(a) a pensar en la necesidad que tiene de ser “reunido(a)” de vuelta con el Salvador.
Procure estar “[lleno(a)] del espíritu de profecía” (2 Nefi 25:4).
La mejor manera de entender las profecías de Isaías es buscar la inspiración del Espíritu. Ore para pedir guía espiritual. Quizás usted no comprenda todo de una vez, pero el Espíritu le ayudará a aprender lo que necesita saber para su vida en este momento.
También puede resultarle útil consultar las ayudas de estudio de las Escrituras, como las notas al pie de página, los encabezamientos de los capítulos, la Guía para el Estudio de las Escrituras y otras más.

“La vía correcta consiste en creer en Cristo”.

Nefi comienza y concluye la cita de Isaías expresando su testimonio de Jesucristo (véase 2 Nefi 11:2–825:19–29). ¿Qué le impresiona de su testimonio? En su estudio de esta semana, piense en los deseos de Nefi de “persuadir a [sus]hijos… a creer en Cristo y a reconciliarse con Dios” (2 Nefi 25:23), y marque los pasajes de las Escrituras que le persuaden a creer en Jesucristo y a seguirle.
Tal vez le ayude recordar que muchas de las enseñanzas de Isaías acerca del Salvador son a través de símbolos. Por ejemplo, podrá ver al Salvador en símbolos tales como el señor de una viña (véase 2 Nefi 15:1–7), una piedra (véase 2 Nefi 18:14) y una luz (véase 2 Nefi 19:2). ¿Qué otros símbolos de Jesucristo pudo hallar en estos capítulos? ¿Qué le enseñan esos símbolos acerca de Él?

Los altivos y los inicuos serán humillados

Nefi había predicho que el orgullo haría caer a su pueblo (véase 1 Nefi 12:19). Por ello, no sorprende que Nefi comparta con su pueblo las repetidas advertencias de Isaías contra el orgullo. En Ios capítulos 12 y 13, busque las palabras que Isaías empleó para describir el orgullo, tales como altiva y soberbia. Luego, podría tratar de parafrasear esas advertencias en sus propias palabras, como si se estuviera escribiendo un mensaje a sí mismo(a) para advertirse contra el orgullo.
Véase también el “Capítulo 18: Cuidaos del orgullo” (Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: Ezra Taft Benson, 2014, págs. 251–261).

Durante el Milenio, el pueblo de Dios tendrá paz.

Puede serle de utilidad visualizarse a sí mismo(a) en el lugar de Nefi y su pueblo. Imagínese que ha escapado de Jerusalén justo antes de que fuera destruida (véase 2 Nefi 25:10), y ahora, forma parte del Israel esparcido. ¿Cómo se habría sentido al leer las enseñanzas de Isaías acerca del futuro recogimiento de Israel y el Milenio de paz? Los Santos de los Últimos días hemos sido llamados a ayudar con el recogimiento del pueblo de Dios en los últimos días como preparación para el reinado de Cristo en el Milenio. Mientras lee estos versículos, reflexione sobre la manera en que está ayudando a que se cumplan las profecías que ahí se describen. ¿Qué se siente inspirado(a) a hacer para ayudar a recoger al pueblo de Dios?
icono de estudio familiar

Ideas para el estudio familiar de las Escrituras y la Noche de Hogar

Al leer las Escrituras con su familia, el Espíritu le ayudará a saber qué principios debe enfatizar y analizar a fin de cubrir las necesidades de su familia. A continuación se presentan algunas ideas:

2 Nefi 12:1–3

Si ha asistido al templo: “el monte de la casa de Jehová”, podría compartir con su familia la forma en que los convenios del templo le ayudan a “[caminar] por [las] sendas [del Señor]” Si aún no ha asistido al templo, el leer juntos estos versículos podría inspirar un análisis sobre cómo prepararse para las bendiciones del templo.

2 Nefi 15:18–23

¿Podrían dar como familia ejemplos modernos de los conceptos inicuos que describen estos versículos? ¿Cómo podemos evitar ser engañados por conceptos erróneos acerca del bien y el mal?

2 Nefi 21

Si su familia necesita ayuda para entender este capítulo (que corresponde a Isaías 11), hallará ayuda en Doctrina y Convenios 113:1–6, donde el profeta José Smith responde algunas preguntas en cuanto a Isaías 11. ¿Qué aprendemos acerca de Jesucristo en esos versículos?

2 Nefi 21:9

¿Qué cosas específicas podemos hacer para ayudar a llenar la tierra con “el conocimiento del Señor”?

2 Nefi 25:23–26

¿Cómo puede ayudar a los miembros de su familia a “[regocijarse] en Cristo”? Podría pedirles que escriban sobre tiras de papel las cosas acerca del Salvador que les producen gozo. Posteriormente, durante las noches de hogar o en los estudios de las Escrituras en familia, alguien podría leer una de las tiras. Los miembros de la familia podrían añadir nuevas tiras de papel a lo largo del año.
Para consultar más ideas para enseñar a los niños, vea la reseña de esta semana en Ven, sígueme — Para la Primaria.
Cómo mejorar el estudio personal
Busque patrones o modelos. En las Escrituras, encontramos patrones o modelos que nos muestran cómo obra el Señor. Por ejemplo, en 2 Nefi 11–25, puede ver patrones que muestran la forma en que Dios amonesta y perdona.



Templo de Ciudad de Panamá, Panamá. “La casa del Señor será [establecida] como cabeza de los montes… y todas las naciones correrán hacia [ella]” (2 Nefi 12:2).


Publicar un comentario

My Instagram

Copyright © laiglesiadejesucristosud.org. Designed by OddThemes