Suscribe tu Correo Electrónico

3 – 9 febrero - 2 Nefi 1–5 | Para uso individual y familiar



“Vivimos de una manera feliz”
Las Escrituras pueden abrir la puerta a la revelación personal. Al leer 2 Nefi 1–5, tal vez descubra que el Señor tiene algo específico que Él desea enseñarle.

Anote sus impresiones
Si supiera que su vida está llegando a su fin ¿qué mensajes finales le gustaría dejar a sus seres queridos? Cuando el profeta Lehi sintió que su vida estaba por terminar, él juntó por última vez a las personas que él amaba, a sus hijos, para profetizarles y enseñarles las verdades del Evangelio que él amaba. Les enseñó sobre la libertad, la obediencia, la Caída de Adán y Eva, la redención por medio de Jesucristo y el gozo. No todos sus hijos aceptaron su testimonio final, pero los que lo hicieron —junto a los millones que lo leen en la actualidad— hallaron en su testimonio los principios para vivir “de una manera feliz” (2 Nefi 5:27).

icono de estudio personal

Ideas para el estudio personal de las Escrituras

Soy libre para escoger la vida eterna.

El élder D. Todd Christofferson dijo: “Dios espera que Sus hijos actúen de acuerdo con el albedrío moral que les ha dado […]. Es Su plan y Su voluntad que sea nuestra la función principal de tomar decisiones para nuestra vida” (“Libres para siempre, para actuar por sí mismos”, Liahona, noviembre de 2014, pág. 17). En sus enseñanzas acerca del albedrío, Lehi describió las siguientes condiciones indispensables que hacen posible el albedrío y nos facultan para alcanzar nuestro potencial divino:
  1. Discernir el bien del mal (2 Nefi 2:5)
  2. Una ley dada a los hombres (2 Nefi 2:5)
  3. Opciones opuestas y atrayentes (2 Nefi 2:11)
  4. Poder para obrar (2 Nefi 2:16)
De su lectura de 2 Nefi 2, ¿qué aprende acerca de cada una de las condiciones del albedrío y de su relación entre ellas? ¿Qué ocurriría con nuestro albedrío si faltaran una o más de esas condiciones? ¿Qué más aprende de las palabras de Lehi acerca del albedrío?

La Caída y la expiación de Jesucristo son componentes indispensables del plan del Padre Celestial.

Muchas personas consideran la Caída de Adán y Eva como un trágico acontecimiento. Sin embargo, las enseñanzas de Lehi acerca de la Caída revelan por qué era una parte necesaria en el plan del Padre para nuestro progreso eterno. Mientras lee estos versículos, busque entender por qué era necesario que ocurriera la Caída a fin de que nosotros, los hijos del Padre Celestial, pudiéramos progresar. ¿De qué modo el sacrificio expiatorio del Salvador nos redime de la Caída?
Véanse también Moisés 5:9–126:51–62; “Caída de Adán”, Temas del Evangelio, topics.churchofjesuschrist.org.

José Smith fue preordenado para restaurar el Evangelio.

La parte final de 2 Nefi 3 contiene una profecía expresada por José de Egipto acerca de un futuro vidente que llevaría su mismo nombre: José Smith (véanse los versículos 14–15). También revela mucho acerca de la misión de José Smith. Según los versículos 6–24, ¿qué haría José Smith, un “vidente escogido”, que bendeciría al pueblo de Dios? ¿De qué manera ha sido de gran valor para usted la obra que realizó José Smith?
Una parte importante de la misión de José Smith fue sacar a luz los escritos de la posteridad de José, que se hallan en el Libro de Mormón. ¿Qué aprende en este capítulo acerca de la importancia del Libro de Mormón?
Véase también la Traducción de José Smith, Génesis 50:24–38 (en la Guía para el Estudio de las Escrituras).

El Profeta del Señor, por David Lindsley.

Puedo acudir al Señor en mi debilidad.

Nefi había perdido recientemente a su padre. Ahora era suya la responsabilidad de guiar a su familia. Él se sentía rodeado de tentación y estaba desalentado por causa de sus pecados. Aun cuando las circunstancias de Nefi sean diferentes de las suyas, usted puede identificarse con algunos de sus pensamientos y emociones que están registrados en 2 Nefi 4:15–35. ¿Qué le ayudó a Nefi en sus aflicciones? ¿Cómo puede ayudarle a usted a afrontar sus propias luchas la manera en que Nefi reaccionó ante sus propios desafíos?

La felicidad se halla al vivir el Evangelio.

¿Cómo definiría la felicidad? Nefi escribió que su pueblo “[vivió] de una manera feliz” (2 Nefi 5:27). Usted podría buscar cuáles son las decisiones que tomaron Nefi y su pueblo que conducen a la felicidad: la forma en que se apoyaron el uno al otro y a sus familias, lo que valoraban en su comunidad y otras más. ¿Qué está aprendiendo que le ayude a forjar una vida feliz, tal como lo hizo el pueblo de Nefi?

¿Qué “maldición” sobrevino a los lamanitas?

En la época de Nefi, la maldición de los lamanitas fue que fueron “separados de la presencia del Señor […] a causa de su iniquidad” (2 Nefi 5:20–21). Eso significaba que el Espíritu del Señor fue retirado de sus vidas. Cuando los lamanitas más tarde abrazaron el evangelio de Jesucristo, “la maldición de Dios no los siguió más” (Alma 23:18).
El Libro de Mormón también declara que a los lamanitas les sobrevino una marca de piel oscura después de que los nefitas se separaron de ellos. La naturaleza y la apariencia de esa marca no se comprenden plenamente. Al principio, la marca distinguía a los lamanitas de los nefitas. Más tarde, cuando tanto los nefitas como los lamanitas pasaron por períodos de iniquidad y rectitud, la marca se volvió irrelevante como indicador del estado de los lamanitas ante Dios.
Los profetas afirman en nuestros días que la piel oscura no es una señal de desaprobación o maldición divina. La Iglesia suscribe la enseñanza de Nefi de que el Señor “a nadie de los que a él vienen desecha, sean negros o blancos, esclavos o libres, varones o mujeres” (2 Nefi 26:33). El presidente Russell M. Nelson declaró: “… El Señor ha hecho hincapié en Su doctrina esencial de igual oportunidad para Sus hijos […]. Las diferencias culturales, de idioma, de sexo, de raza y de nacionalidad se vuelven insignificantes a medida que los fieles entran en la senda de los convenios y van a nuestro amado Redentor” (Véase Russell M. Nelson, “Edificar puentes”, discurso del 1 de junio de 2018 en “Sed Uno”, la celebración del 40 aniversario de la revelación de 1978 sobre el sacerdocio, Liahona, diciembre de 2018, pág. 51).
Véase también “Till We All Come in the Unity of the Faith” (video, ChurchofJesusChrist.org).

Ideas para el estudio familiar de las Escrituras y la Noche de Hogar


Al leer las Escrituras con su familia, el Espíritu le ayudará a saber qué principios debe enfatizar y analizar a fin de cubrir las necesidades de su familia. A continuación se presentan algunas ideas:

2 Nefi 1:13–25

¿Qué nos enseñan estos versículos sobre cuál es el deseo más grande que siente un padre recto por sus hijos?

2 Nefi 3:6

Lean juntos el tema “Vidente” en la Guía para el Estudio de las Escrituras. ¿En qué sentido era José un vidente? ¿Por qué estamos agradecidos por la obra que efectuó José Smith? (véase 2 Nefi 3:6–24).

2 Nefi 4:20–25

Al leer juntos 2 Nefi 4:20–25, hagan una pausa después de cada versículo y pida a los miembros de la familia que compartan cuándo han experimentado o sentido lo que Nefi describe. ¿Qué ha hecho Dios por nuestra familia?

2 Nefi 5


¿Qué hace su familia para vivir “de una manera feliz”? A medida que su familia lee 2 Nefi 5, podría analizar las cosas que les importaban a los nefitas: la familia (versículo 6), los mandamientos (versículo 10), las Escrituras (versículo 12), la educación (versículo 15), los templos (versículo 16), el trabajo (versículo 17) y los llamamientos de la Iglesia (versículo 26). Una forma de hacer esto es buscar objetos que representen algunas de esas cosas y conversar sobre cómo demostramos nosotros que valoramos las mismas cosas que los nefitas.

Para ver más ideas sobre la enseñanza de los niños, véase la reseña de esta semana de Ven, sígueme — Para la Primaria.

.
Cómo mejorar nuestra enseñanza
Sea observador. Si pone atención a lo que ocurre en la vida de sus hijos, encontrará oportunidades excelentes para enseñar. Los comentarios o las preguntas que hagan sus hijos también podrían resultar en oportunidades para enseñar (véase Enseñar a la manera del Salvadorpág. 16).

La familia de Lehi se arrodilla en la playa
Lehi y su pueblo llegan al Nuevo Mundo, por Clark Kelley Price.




Publicar un comentario

My Instagram

Copyright © laiglesiadejesucristosud.org. Designed by OddThemes