Suscribe tu Correo Electrónico

16 – 22 marzo - Jacob 5–7 | Escuela Dominical


La alegoría del olivo, por Brad Teare.

El Señor trabaja junto a nosotros
Para comenzar su preparación, lea Jacob 5–7 de manera personal y familiar. ¿Qué aprendió que pudiera ser de mayor beneficio para las personas a las que enseña? Esta reseña puede brindarle otras ideas.
Anote sus impresiones
icono de compartir

Invitar a compartir

¿Qué encontraron los miembros de la clase en Jacob 5–7 que les haya inspirado a “trabajar en la viña” donde ellos viven? (Jacob 5:15).
icono de enseñar

Enseñar la doctrina

El Señor invita a Sus siervos a trabajar junto con Él en Su viña.

  • Debido a que la alegoría de los olivos es extensa y algo compleja, podría ser recomendable que trabajen juntos como clase para elaborar un breve resumen de la alegoría. Por ejemplo, podría dibujar los elementos principales de la alegoría en la pizarra o preparar una cronología de los acontecimientos (para darse una idea, véase el diagrama al final de esta reseña). Los miembros de la clase podrían agregar referencias de las Escrituras o descripciones al dibujo y analizar lo que significan algunos de los símbolos, tales como el olivo cultivado y el silvestre, el Señor de la viña, el siervo, y el fruto bueno y el malo. Durante el análisis, repasen los versículos del 61 al 75, los cuales describen la obra del Señor en nuestros días. ¿De qué manera estamos sirviendo en la viña del Señor? ¿Cómo se relacionan esos versículos con la labor que estamos realizando?
  • Las palabras del “Señor de la viña” podrían brindar consuelo a los padres cuyos hijos se hayan descarriado. Por ejemplo, ¿qué se sugiere en Jacob 5:41, 46–47 respecto a cómo se siente el Padre Celestial en cuanto a Sus hijos que se desvían? ¿Qué intenta hacer Él para salvarlos? (véanse los versículos del 61 al 75).

  • En Jacob 5:61–75 se enseña que el Señor trabaja junto a Sus siervos en Su viña. Los miembros de la clase podrían leer esos versículos en pequeños grupos y analizar las experiencias que les hayan mostrado que el Señor está trabajando con Sus siervos para que Su obra avance. ¿Qué otras perspectivas podrían agregar ellos al leer el mensaje del presidente Henry B. Eyring: “El Señor dirige Su Iglesia”? (Liahona, noviembre de 2017, págs. 81–84).
    Podemos trabajar con el “Señor de la viña” aquí en la tierra.

El Señor recuerda a Su pueblo con amor y misericordia.

  • Ven, sígueme — Para uso individual y familiar nos invita a que busquemos en Jacob 6:3–5 los mensajes que Jacob quería destacar y después buscar esos mensajes en la alegoría de los olivos (véase Jacob 5). Tal vez resultaría útil que los miembros de la clase escucharan de aquellos que hayan hecho esa actividad o de hacerla como clase. Ellos podrían hacer una lista en la pizarra de las verdades que encuentren en Jacob 6. Después, debajo de cada verdad, podrían hacer una lista de los versículos de la alegoría que se encuentra en Jacob 5 que comunican ese mensaje. ¿Cómo han visto los miembros de la clase que se ilustran esos mismos mensajes en su vida?
  • Uno de los significados de la palabra allegarse es adherirse a algo de manera firme, intensa e inquebrantable. Quizá desee compartir esa definición con la clase y preguntarles qué ideas reciben de ella con respecto a Jacob 6:5.

Podemos permanecer firmes cuando otras personas cuestionen nuestra fe.

  • La mayoría de nosotros hemos experimentado oposición hacia nuestra fe como la que Jacob afrontó al conocer a Sherem. Una manera de ayudar a los miembros a prepararse para dicha oposición consiste en escudriñar Jacob 7:1–23 en busca de los principios que ayudaron a Jacob a permanecer fuerte. ¿Qué otros ejemplos de defender nuestra fe con firmeza podemos compartir ya sea de las Escrituras, de nuestra historia familiar o de nuestra vida? Quizá hay mensajes de los líderes de la Iglesia que nos hayan ayudado cuando otras personas procuraron sacudir nuestra fe (por ejemplo, véase Quentin L. Cook, “Valientes en el testimonio de Jesús”, Liahona, noviembre de 2016, págs. 40–44). Anime a los miembros de la clase a compartir mensajes que les hayan sido de utilidad.

  • Cuando Jacob fue confrontado por Sherem, este quería alejar a Jacob de su fe, pero la fe de Jacob era inmutable (véase Jacob 7:5). Los miembros de la clase podrían disfrutar de hacer una representación de la interacción que se da entre Jacob y Sherem, utilizando Jacob 7:1–23 como guion. ¿Qué aprendemos de esos versículos en cuanto a las tácticas y enseñanzas de los que se oponen a la obra de Dios? ¿Qué aprendemos de Jacob sobre cómo llegar a ser más inquebrantables en nuestra fe?

Podemos confiar en Dios.

  • Los nefitas vivían bajo constantes amenazas de ataques de los lamanitas. Aunque nosotros no afrontemos la amenaza diaria de batallas físicas, ¿qué peligros espirituales afrontamos? ¿Qué aprendemos de la respuesta que dieron los nefitas a su situación y que se describe en Jacob 7:24–25? Podrían cantar o leer para luego analizar himnos de la Iglesia que contengan metáforas sobre batallas, tales como “Con valor marchemos” o “¡Mirad! Reales huestes” (Himnos, nros. 159, 163).
icono de aprender

Alentar el aprendizaje en el hogar

Para animar a los miembros de la clase a leer el libro de Enós, dígales que este podrá enseñarles cómo hacer que sus oraciones sean más significativas.
Cómo mejorar nuestra enseñanza
Centre la enseñanza en la doctrina. Asegúrese de que los análisis en la clase se centren en la doctrina fundamental de las Escrituras. Para ello, podría pedir a los miembros de la clase que lean las Escrituras y que después compartan las verdades que encuentren, así como las experiencias que hayan tenido al vivir esas verdades (véase Enseñar a la manera del Salvador, págs. 20–21).

Publicar un comentario

My Instagram

Copyright © laiglesiadejesucristosud.org. Designed by OddThemes